Henri Matisse: obra e influencias

Henri Matisse es sin duda alguna un artista fundamental en la historia del arte del siglo XX, siendo reconocido como una de las figuras trascendentales en la historia del arte  moderno.  Su obra se caracteriza por su simplicidad, su fuerza, su energía y sin duda alguna por su gran expresividad.

Henri Matisse

Henri Matisse. Lujo-Calma-y-Voluptuosidad.-1904. Influencia del puntillismo en la obra del artista

La combinación de colores es probablemente la característica más sobresaliente de la obra de Henri Matisse, siendo capaz de convertirse en toda una explosión de expresividad, emociones  y de creatividad sin límites.

Henri Matisse

La Habitación Roja.1908. Henri Matisse. Fauvismo

Henri Matisse fue un artista polifacético que supo reflejar su genialidad en la pintura, la escultura, en sus grabados o en sus diseños gráficos. Su obra se caracteriza por el uso de colores primarios y las formas simples y libres, a través de las cuáles se refleja una realidad distorsionada, no perceptible a través de la vista. El color se convierte en la herramienta a través de la cual las formas se vehiculan para lograr  la expresión de emociones profundas, así como  de otro tipo de mensajes, pertenecientes al mundo interno del artista.

Henri-Matisse.Año1953.The-Sheaf

Su obra llena de fuerza y vivacidad es un canto a la alegría y a la libertad de la vida. En realidad, a pesar de que Henri Matisse vivió  dos Guerras Mundiales, su obra es atemporal, se encuentra  carente de crítica ideológica, ni  aparece mención a cualquier acontecimiento histórico que le tocase vivir. Tal y como él afirmó, el color  contenía para él un poder terapéutico liberador, y sin duda  alguna sus pinturas y su obra en general son capaces de ejercer esa función sobre el espectador.

Henri Matisse

Henri Matisse. Madras Rouge. Año 1907.

Henri Matisse. Ventana abierta. 1904

Nos encontramos ante un artista innovador, que se convirtió en uno de los máximos precursores de lo que se denominó el movimiento fauvista (fauves) y que ha marcado la historia del arte moderno.   En su obra el color no pretende describir la realidad o el objeto, es un gritó a la libertad de expresión de emociones y vivencias personales del artista que se expresan a través del color, la simplicidad y el aplanamiento de las formas, pero que ante todo, no dejan indiferente al espectador.

Henri Matisse

Henri Matisse. Memoria de Oceanía. Año 1953

Henri Matisse: Biografía,  influencia y obras (1869- 1954)

Henri Matisse nació en el norte de Francia en la localidad de  Le Cateau Cambrésis el 31 de diciembre de 1869. Su verdadero nombre sería Henri Émile Benoît Matisse. Parte de la infancia de Henri Matisse transcurriría también en la localidad de Bohaim en Vermandois, ya que la familia se trasladaría a dicha localidad en el año 1871.

Henri Matisse. Mujer con sobrero. 1905. Fauvismo

Henri Matisse antes de orientar definitivamente su carrera hacia el mundo del arte, estudió derecho y  trabajó durante algún tiempo en un buffet de abogados, llegando a superar las pruebas para ser empleado público.

Henri Matisse

Henri Matisse. Ventana en Tanger . Año 1921.

Probablemente el cambio de vida comenzó a fraguarse hacia el año 1889, en donde un ataque de apendicitis que le obligo a hacer reposo, haciéndole reorientar su futuro hacia el mundo de la pintura. Sin duda alguna, el París frenético de finales del siglo XIX, supo valorar su genialidad y le proporcionó  una exitosa carrera dentro del mundo del arte.

Henri Matisse. La Conversación. Año 1921

Una vez establecido en París acude a recibir lecciones de arte en varias Academias parisinas. De este modo, iniciaría su formación en la famosa Academie Julian, aunque posteriormente comenzaría a recibir clases del pintor simbolista  Gustave Moreau en el  École des Beaux Arts, y en la Academia Carrière.

Henri Matisse. Desnudo Azul. aÑO 1907. Fauvismo

La trayectoria artística de Henri Marisse comenzaría dentro del movimiento impresionista evolucionando poco a poco hacia el fauvismo, recibiendo una fuerte influencia de artistas  postimpresionistas como Paul  Cezanne,  Paul Signac, Paul Gaugin o Vincent Van Gogh.  Gracias a los cuales evoluciona  hacia una representación subjetiva de la realidad.

Henri Matisse. Alegria de vivir.1906. Fauvismo

En 1903 se funda el Salon d’Automme, donde expondrá parte de su obra Henri Matisse.  Además se sabe que durante estos añios el artista lograría también realizar en la Galería de Ambroise Vollard, exposiciones individuales. Sin embargo no fue hasta la exposición de 1905 en el Salon d’ Automme, que comienza un periodo fundamental en la obra de Henri Matisse y se comienza a identificarse el movimiento que se denominaría Fauves o y del que Henri Matisse sería uno de los máximos representantes.

Henri Matisse. Paisaje de Collioure. Año 1905

La denominación del movimiento como les fauves o fauvismo,  tiene su origen en el crítico de arte Louis Vauxcelles que tras ver las obras las calificaría como fauves o “ salvajes”, como consecuencia de la explosión de colorido a través de la cual se plasmaban estados de ánimo o vivencias personales del artista

Henri Matisse. Año 1905

Influencias en la obra de Henri Matisse

Algunas de las principales influencias en la obra de Henri Matisse, tal y como ya se ha mencionado son las obras de artistas como Paul Cezanne, Paul Gaugin, Vicent Van Gogh, Paul Signac. Sin embargo el artista también se sintió fascinado por otras influencias como fueron las teles moriscas, las cerámicas persas o el arte africano entre otros.

Henri Matisse. Desnudo Azul II. Año 1952

De especial importancia  en su producción artística de Henri Matisse fue año 1905 en donde en la localidad de Collioure pintaría junto  a su amigo el  artista, André Derain. Fue un periodo de una rica y copioso producción artística, En este momento ya había surgido el fauvismo, y se realizarían algunas de la sobras fundamentales de la historia del arte del siglo XX.

Henri Matisse. Mujer leyendo.

Tal y como hemos mencionado el periodo que abarca desde  el  año 1905 al año 1908, resalta por su gran creatividad y genialidad. En realidad no sólo sería un periodo fundamental para la obra de Henri Matisse, sino que marcaría a todos los representantes del movimiento fauvista, realizándose obras fundamentales. Sin duda alguna una de las características de los representantes del movimiento fauvista fue la estrecha amistad que se fraguó entre muchos de los miembros del movimiento.  Esta amistad y mutua admiración quedo reflejada en la propia obra de Henri Matisse, así como la de artistas como André Derain o Maurice Vlaminck.

Retrato de André Derain realizado por Henri Matisse

Si miramos la trayectoria profesional de Henri Matisse, en realidad pronto gozaría del respeto dentro del mundo del arte, llegando a ser, tal y como se ha comentado uno de  los representantes más importantes del movimiento fauvista y logrando  gozar del respeto y de la admiración hacia su obra durante toda su vida.

Henri Mattise. 1912. Morrocans

Periodo posterior al Fauvismo

Los viajes que el artista realizó por Rusia, África, Marruecos, Argelia, España, Alemania o  Italia marcarían su producción artística.

Henri Matisse . 1952

Henri Matisse. Año 1940

Su obra constituye una exhortación  a la alegría que contrasta con el estrés o con el ritmo frenético y estresante o con los acontecimientos bélicos o horrores, que sin duda alguna observó Henri Matisse en el momento histórico  que vivió.

Henri Matisse

Henri Matisse. Interior con cortinas egipcias. Año 1948.

Si observamos toda la producción pictórica de Henri Matisse, podríamos destacar múltiples obras, dada la genialidad del artista, sin embargo  vamos a detenernos en dos de ellas:

Le Danse :  Esta obra fue encargada por el coleccionista Sergei Shchukin y se realizaría entre los años 1909 y 1910. En realidad el artista realizaría dos versiones de esta obra, conservándose una de ellas en el Museo del Hermitage de San Petersburgo y otra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Henri Matisse. La Danza

Otra obra de gran trascendencia que fue realizada en los últimos años del artista fue la decoración y diseño de la Chapelle du Saint Marie du Rosaire en la costa azul francesa en la localidad de Vence y que finalizaría en el año 1951. Esta obra sería considerada por Henri Matisse como la obra maestra de su existencia.

Capilla de Santa María del Rosario. Henri Matisse

Henri Matisse tuvo la suerte de ser reconocido en vida y poder gozar del reconocimiento y del éxito en, llegando a recibir la Legión de Honor en el año 1925 y siéndole otorgados numerosos premios con posterioridad.  Destaca por la importancia que tuvo para el artista, tanto por  su  valor artístico como pr su valor emocional, la inauguración en el año 1952 del Museo de Henri Matisse en la localidad  de nacimiento del artista, Cateau Cambréis.

henri Matisse. La Negresse. 1953

Henri Matisse. El Caracol

Henri Matisse moriría dos años después de la inaguración, el 3 de noviembre de 1954, en Cimiez, Francia, cerca de Niza, dejando una obra de gran belleza y fuerza.Sería en Niza, donde transcurrió buena parte de su vida, donde en 1963 se decidió abrir el Museo monográfico de Henri Matisse, un lugar muy interesante para todos aquellos que quieran disfrutar y profundizar en la obra de Henri Matisse.

Tal y como mencionó el mismo Henri Matisse,  “su obra consigue crear el efecto de un cómodo sillón en un hombre de negocios cansado”. Su alegría, su energía y su fuerza constituyen en sí mismos un canto a la esencia misma de la vida, y constituye un legado atemporal para la humanidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies